Seguidores

31 dic. 2012

The end.

Y, como quien no quiere la cosa, otro año llega a su fin. Es raro, no se si alegrarme por ello o entristecerme.
Habría que hacer un recuerdo demasiado largo para ver todas las cosas malas y buenas, pero ni tengo tiempo ni me apetece.
Me quedaré con lo bueno, sí, haré eso, porque, al fin y al cabo, otro año acaba, dejándome igual de sola que los anteriores, o quizás no tanto.
Ha sido un año largo a momentos, corto a otros.
Empezó fatal, pero he dicho que solo escogeré lo bueno...
Me reconcilié con mis amigas de siempre, encontré al que es mi mejor amigo, conseguí olvidar a esa persona del pasado, volví a ver a la gente de mi campamento, pude ir a mi pueblo... Ay, este año mi pueblo me ha sorprendido más de lo que me esperaba, allí le pude conocer, pude conocer su sonrisa, sus miradas, sus besos, y ahora todo eso para tan surrealista, como si nunca hubiera pasado...
Ha sido un año de grandes pérdidas, aunque también ha habido grandes ganancias.
Conseguí vencer a esos "no puedo" e hice lo que quise, siempre con un toque de locura, mi locura.
Así que, no me puedo quejar mucho, siempre tiene que haber cosas malas y buenas, y, a pesar de que empezó fatal, sí, este 2012 ha sido un gran año. Un año de grandes alegrías, un año de superaciones.

¡FEEEEEEEEELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!
Amores, ay, no se qué deciros, de verdad, gracias a todos los que leéis mis entradas y me seguís aguantando y comentando. Se acaba un año, pero empieza otro que puede ser aún mejor.
Si queréis, podéis contarme todo lo que habéis hecho y vais a hacer estas Navidades, me encantará leerlo.
Y eso, que mil gracias por estar detrás de la pantallita leyéndome. Espero que para vosotros el 2012 haya sido también un gran año.
BEEEEESIS. <3

14 dic. 2012

¿Te fuiste tú o te dejé marchar?

No es fácil, ¿sabes? Desde pequeña me dijeron que querer es poder, pero os puedo asegurar que eso es mentira.
Sé que te quiero, llegué a esa conclusión hace tiempo, pero me daba miedo decírtela y que huyeras.
No, no estamos hechos el uno para el otro, y sin embargo, siempre me vas a tener aquí, incluso en los días más grises en los que lo único que quiero es estar sola, me tendrás.
Siempre he querido y no he sido correspondida, y eso, me ha acabado perjudicando demasiadas veces.
¿Te fuiste tú o te dejé marchar?
Tengo tu voz grabada en mi cerebro, y he de decirte que tus besos se han quedado impregnados por todo mi cuerpo. A veces me gusta cerrar los ojos y sentir como si me siguieras besando, como si estuviéras a mi lado, como si nunca me hubiera ido.
Nunca se me ha dado bien eso del amor, pero por un momento, cuando estaba contigo, sentía una felicidad infinita, unas ganas de sonreír a todas horas y mírame ahora, llorando por las esquinas.
Siento como si me olvidases, y al saber que es imposible, dejo de pensarte, pero vuelves, siempre vuelves, y lo peor es que tus palabras me hacen sentir bien.
El invierno está a la vuelta de la esquina y yo echo de menos tus abrazos. ¿Volverás?

Perdón por haber estado desaparecida este tiempo y por esta caca de entrada, la inspiración viene y va.
Gracias a los seguidores nuevos, ahora que llegan las vacaciones, intentaré escribir alguna entrada más.
Besos <3

3 nov. 2012

Y vuelves...

No aguantaba más. Sus ojos ya habían soportado muchas lágrimas. Siempre tenía el móvil en la mano esperándole. Esperando una puta llamada, un mensaje, o aunque fuera un simple WhatsApp. Pero nada, tenía que asumir que pasaba de ella. Que se había dado cuenta que la edad, unida a los kilómetros y a sus vida totalmente distintas, se oponían a esa relación.
Imposible, no podía asumirlo, tal vez no fue ni un puto mes de verano, pero se necesitaban, al menos ella a él sí.
Pero el frío arrasó con su olor, con su penetrante mirada, con sus risas, con sus labios, con sus besos... arrasó con todo.
No lo pensó más, llamó a una amiga y le pidió que quedaran, pero quedar a lo grande.
Se metió en la ducha, y se puso uno de sus mejores conjuntos, quería atraer miradas.
Salieron, la música sonaba, pero ella no se lo podía quitar de la cabeza.
Pasaba la noche, y con ella unas cuantas de copas que hicieron que se animara.
Cuando estaba con el último chupito, juró que ese imbécil ya había desaparecido de su vida. Que si él ya no la quería, que se jodiera. Podía ser feliz sin él.
Llego a casa con los tacones en la mano, feliz porque creía haber conseguido olvidarle, por fin, después de tantos meses.
Miró por primera vez en toda la tarde el móvil, y allí estaba, un WhatApp de él diciéndole que la echaba de menos.
Corrió a su habitación.
Otra vez llantos por su culpa.

5 oct. 2012

¿Qué hago?

Todo esto ha llegado tan lejos, que ya duele.
¿Qué hago? ¿Te sigo esperando? ¿Te dejo y me voy con el primero que pase?
Que si, que los dos sabemos de sobra que llegados a tal punto, sería casi capaz de dar la vida por ti, pero, reconozcámolos, todo esto no tiene sentido.
¿Nos queremos? Quién sabe...
Pero es como si nada quisiera que estuviéramos juntos, cientos de kilómetros nos separan, miles de besos y caricias que se perdieron por el camino.
¿Que si esperaría por ti? ¿No sería al revés? Es que, por mucho que te quiera, son 12 putos años de diferencia y, seamos realistas, nuestra historia no es como cualquier libro amoroso de Federico Moccia, nuestra historia es mucho más complicada que eso, para empezar no es ni una historia, lo nuestro fue un simple rollo de verano, sin pies ni cabezas. Nos presentaron, y sin darnos cuenta, ya nos estábamos liando...
Tal vez era porque lo necesitábamos, tú necesitabas olvidarte de tu ex, y yo encontrar mi amor de verano.
No te voy a engañar, porque ya lo sabes de sobra, me ha encantado poder pasar este verano a tu lado, pero, la próxima vez que nos veamos, ¿qué pasara?
Diría que "te dejo" pero ni puedo ni quiero.

30 sept. 2012

Mañana.

Volvió a sonar el despertador, 7 de la mañana de un lunes. Imposible despertarme de buen humor. He pasado mala noche, y como de constumbre, he tenido que llorar por la noche y en silencio, para que nadie lo note, para no molestar a nadie, para que parezca que todo sigue bien.
Mis pies descalzos tocan el suelo, está frío y hace que un escalofrío recorra mi espalda.
A paso lento y sin hacer ruido voy al cuarto de baño, enciendo la luz y cierro la puerta. Me miro al espejo, estoy horrible, me quito la ropa, y me meto en la ducha. Abro el grifo, dejo que el agua me recorra el cuerpo, y entonces, vuelven los recuerdos, y lloro, otra vez; últimamente es lo único que se hacer. Intento secar mis lágrimas, pero es en vano.
Sigue cayéndome el agua, intento pensar en otra cosa, pero no puedo, todo tu ser ocupa mi pensamiento. Esta vez consigo secar mis lágrimas, cierro el grifo, salgo de la ducha y me enrollo en mi toalla rosa.
Hace frío, y se que ahora mismo ni una manta me daría tanto calor como tus abrazos.
Me miro en el espejo, hoy no es un buen día para echarte de menos. Me encantaría poder fumarme la distancia y estar a tu lado.


12 sept. 2012

454 kilómetros y 1 mes.

Tal vez nadie lo note, pero ya hace un mes. El tiempo pasa volando, no nos damos, o no nos queremos, dar cuenta. Pero el verano llegó a su fin, y con él, arrastró todos nuestros abrazos, nuestros besos, cada caricio se esfumó, se consumió veloz. Nadie quería que pasará, pero lo inevitable, acaba pasando. Y otra vez rutina, otra vez clases, otra vez deberes, madrugones. Lo que conlleva a separarme más de ti. Llevo 15 días sin él, duele el sentir que alguien que estaba ahí todas las noches, ya no esté porque 454 jodidos kilómetros de mierda nos separen. Oír tu voz, leer tus mensajes, ver tu dibujo... Cualquier cosa que me pueda recordar a ti, la aferro a mi presente. Puede que no llegarás a calar tan hondo como yo esperaba, pero eres importante en mi vida, mucho. Imprescindible es la palabra indicada. Tal vez, 4402 días de diferencia sean muchos, pero me haces feliz, y eso es lo que cuenta, ¿no?
No se si tú te acordarás, pero te conocí un 11 de Agosto, y el 13, hace ayer justo 1 mes, te volviste irremplazable.
No olvides a quien le importas, cieli.

10 sept. 2012

Quiéreme.

Me gustaría ser la primera persona en la que piensas al levantarte, en la que piensas por la noche al irte a la cama. Me gustaría compartir contigo los mejores momentos de mi vida. Me gustaría que no te pararas a pensar en el qué dirán. Me gustaría que me besaras cuándo y cómo quisieras. Me gustaría poder decir: es mío y sólo mío. Me gustaría mirar el móvil y ver un mensaje tuyo, el más bonito. Me gustaría que no pudieras vivir sin mis besos. Me gustaría regalarte cada una de las sonrisas que dibujes en mi cara. Me gustaría que me acariciaras, sólo como tú lo sabes hacer. Me gustaría saber qué se siente al ser todo para alguien, y tener a alguien a tu lado que lo sea todo. Me gustaría que me susurraras lo mucho que te encanto. Pero.. ¿sabes qué? Me conformo con que me quieras, con que me quieras de verdad. Y si no, siempre me quedará Londres.


30 ago. 2012

El fin del verano.

Dicen que cuando dejas de buscar algo, es cuando realmente lo encuentras. Nunca había entendido esa frase, hasta que te conocí.
Estaba siendo un buen verano, pensaba que nada lo podría mejorar y, entonces, apareciste tú con tu música a todo volumen, llamando mi atención. Y desde ese día, tú siempre has estado ahí, haciéndome sentir bien, sacándome sonrisas a cada segundo, matándome con cada mensaje al despertar. Cada beso hace que se me acelere el corazón, cada caricia hace que me estremezca...
Jamás pensé que me fuera a pasar tanto en tan poco, pero no lo cambiaría por nada, gracias por haber aparecido, cieli, espero verte por Madrid.

24 jul. 2012

Volver.

Y aquí estoy otra vez, ya he vuelto de las tres semanas de campamento en Guildford, he vuelto a conocer gente maravillosa.
Os recomiendo ir a un campamento, de verdad, esa experiencia es más que inolvidable, he visto a un grupo de personas 21 días seguidos, no hemos parado de reír, cantar, gritar, hacer bromas, capturar momentos...
Estás tan feliz con esas personas, que no quieres que el tiempo pase, pero justamente pasa lo contrario, el tiempo vuela, y cuando llega el día, ese que tú tan poco deseabas, te das cuenta de que todo se acaba, que a esas personas tan geniales, a lo mejor no las vas a ver otra vez, y cuando caes en eso, lloras, y no puedes parar; porque sí, porque esas tres semanas no hubieran sido lo mismo si alguno de ellos hubiera faltado, porque darías tu vida por seguir viendolos cada día, pero no puedes, simplemente, tienes que volver.
GRACIAS GUILDFORD´12, HABÉIS SIDO INCREIBLES.

27 jun. 2012

Tiempo.

Ha pasado tiempo, mucho. Y yo desde un principio supe que tarde o temprano te olvidaría, pero aquí me tienes, ha pasado casi un año, no digo que te sigue queriendo como al principio, simplemente, que calaste muy hondo.
Ha pasado tiempo, mucho. Y ahora que podía encontrar un poco de estabilidad, me vuelven a tirar los cimientos, como le dices a un amigo que no, es duro, pero más duro es tener que ocultarle que le dices ese "no" porque te gusta su amigo.
Ha pasado tiempo, mucho. Y se que es duro que te rechacen, con la de veces que habré llorado yo por eso, pero cuando te toca a ti hacerlo, ves lo fácil que es joder una amistad en dos segundos.
Ha pasado tiempo, mucho. Así que, don Amor, aléjate de mi, no quiero sufrir por ti, quiero vivir la vida, ser feliz con mis amigos, sonreír hasta que me duelan las mejillas y reír hasta llorar.
Ha pasado tiempo, mucho. Pero yo sigo siendo la puta masoquista que solo es feliz si tú lo eres.

17 jun. 2012

C´est la vie.

Sí, soy cotilla, chillona, mandona, egoísta y muchas cosas más, ¿y qué? Creo que tú tampoco eres perfecta, así que no eres quién para venir a metertete conmigo.
Que vas de guay por la vida, que todo lo puedes, y en realidad no te soportas ni tú misma. Sabes que realmente nadie te quiere, que solo se juntan a ti por pena.
¿Sabes? Antes te envidiaba, hasta que me di cuenta de que no quería ser como tú.
Ahora soy feliz, tengo amigas, y de las de verdad.
Ya ves, es verdad eso de que recibes lo que das.

2 jun. 2012

#

No sé, tal vez no te quise de verdad, tal vez solo me fijé en ti porque mi corazón necesitaba a alguien. ¿Y ahora qué? ¿Nada? No voy ha decir que fue bonito mientras duró, porque no tuvimos nada, solo miradas, pero claro, yo como siempre fui la estúpida que se queda pillada de un chico enseguida. No se tú, pero yo sabía que estoy no me llevaría a nada, así que lo dejé pasar. Y aquí me tienes, pensando ahora en otra persona, otra persona que hace lo mismo que tú, solo me mira, pero para mi corazón es suficiente.

10 may. 2012

Su tren.

Ya no, creo que el tiempo pone a cada uno en su lugar, y si yo me alejé de ti, fue por algo.
Todo acaba yéndose, ya nadie quiere ser feliz, lo quieren ser cada uno por su lado.
Ella era mi vida, era mi mejor amiga, pero ya creo que no, el tiempo nos separó, aunque la vea todos los días, ya nada es lo mismo.
Creo que ya todas mis oportunidades, todos mis trenes han pasado, solo me queda pensar que yo sea la oportunidad o el tren de alguien, que esa persona me sepa coger a tiempo y que el mundo me vuelva a sonreír.
Ya he perdido a algunas persona, a otras las conseguí recuperar, pero no es lo mismo, ya nada es lo mismo, todo ha cambiado.

Hola! Qué tal todos? :) Lo sé, la entrada me ha quedado un poco rara :$ Jajaja :)
A ver si me comentáis un poquitín más, porfa :3
Se os quiere <3
P.D.: Alguien tiene tumblr? Si me seguis, os sigo de vuelta :)  http://noeendulzasmivida.tumblr.com/

25 abr. 2012

Destino~

Tengo miedo de que nunca haya nadie al otro lado de la cama. Que algún día me levante y no consiga sentir nada por nadie, solo porque no me atrevo a decir que sí. Tengo miedo de que las cosas se queden tal y como están; me gustan los cambios, me encantan las sorpresas y las cosas impredecibles, quizá por eso me fije en él. Tengo miedo de que nunca pueda sacarlo de mi mente. Tengo miedo de pensar que algo puede llegar a ser perfecto, porque cuando vuelva a la realidad, cuando pise este frío y duro suelo, todo va a dolerme más. No me avergüenza decir lo que siento, lo necesito, esta es la única forma que tengo de desahogarme y sinceramente, me encanta. Por eso digo que tengo miedo; no quiero dejar de ser la que soy, ni de hacer lo que hago y no quiero que nadie me aparte de mi mundo, quiero seguir viendo las cosas como las veo, quiero acostarme con ganas de escribir todas las noches, y quiero seguir pensando que todo tiene solución, que las cosas cambian tan rápido como yo quiero que lo hagan y quiero seguir pensando que esto está bien, que mi vida no es tan mala, en que aún no te he perdido y que merece la pena seguir luchando por algo que me encanta.

17 abr. 2012

Gris oscuro.

¿Lo has visto? ¿Qué ha pasado? Si fuéramos más podríamos hacer algo, pero soy yo sola contra todo el mundo. Y contra eso, no puedo hacer nada, todo se desmorona. Ya solo lloro y estoy triste, no sonrío, no me gusta, ¿para qué? Todo se ve de un gris oscuro que acojona, todos los días, ya no hay sol, solo nubes que hacen que cada día me hunda más en lo mismo, en la historia de siempre, mis ojos se han acostumbrado a la oscuridad, ya no distingo el día de la noche, ya ninguna luz me ilumina, ya no está él para decirme lo mucho que le gusta mi sonrisa, verme sonreír... ya no pasa nada.

4 abr. 2012

Hasta siempre, abuela.

El primer sentimiento. Ninguno. Un escalofrío recorrió mi cuerpo en menos de una milésima de segundo. Por un instante era incapaz de pensar. Unos minutos más tarde la primera lágrima. Me empezaba a dar cuenta de lo que eso suponía. No te volvería a ver, ni podría hablar más contigo, ni me darías los consejos que me dabas, ni me contarías todo lo que te sucedía o nuestras anécdotas cuando pasábamos los veranos juntas. Nada. Absolutamente nada. Nunca leerás esto, ya no tengo esa esperanza que tenía, pero nunca te llegué a decir lo que me supusiste. Me ayudaste en los peores momentos, me apoyaste, y me hiciste saber que no estaba sola. Jamás dejaré de repetir la maravillosa persona que has sido, eres y serás. Graciosa, guapa, inteligente y alocada. Pero así es como has sido, seguirás siéndolo en mi corazón. Y el ser así es lo que te hace única. Descansa en paz, abuela.

31 mar. 2012

Tal vez me haya cansado.

Y sí, puede que tal vez me haya cansado. Quizás me haya cansado de desilusiones o de soñar despierta. Y quizás también me haya cansado de esconder mis sentimientos, de fingir que todo da igual, de hacer como que no te he visto cuando al mismo tiempo me vuelan mil mariposas en el estómago. Y también de ver películas de amor con final feliz, y de preguntarme por qué yo todavía no he tenido ninguno así. Cansada de dar pasos equivocados, de odiarme a mí misma por no ser capaz de odiarte a ti, cansada de tumbarme en la cama en plena tarde de domingo mientras ahí fuera pasa la vida como si nada. Cansada de tantas cosas, que ya no recuerdo por qué escogí este camino, por qué me ilusioné tantas veces como una cría, por qué no fui capaz de decirte aquel día que me pasaría la vida sentada a tu lado sólo para oírte respirar. Y ahora que todo ha pasado, todavía me pregunto por qué después de este tiempo no he sido capaz de cansarme de ti.

30 mar. 2012

Se trata de ser valientes.

¿Suerte? No, no se trata de eso, se trata de esforzarse por conseguir lo que queremos.
La suerte es sólo la excusa que utilizan los cobardes. Lucha por lo que de verdad quieres; la esperanza es lo último que se pierde, y tras muchos intentos; nunca abandones tus sueños a la mitad, primero intenta cumplirlos por ti mismo; no hace falta suerte para conseguir lo que verdaderamente queremos, hace falta paciencia y mucho esfuerzo, porque al final obtenemos siempre una recompensa.

26 mar. 2012

La misma mierda de siempre

Un día abres los ojos, y ves la mierda en la que estás metida, pero aún así, sigues queriendo meter más y más, porque esa mierda te hace feliz.
A veces nos abrazamos demasiado fuerte al pasado, creyendo que así volverá, pero no, es pasado, aférrate al presente, no eches la mirada atrás o lo único que conseguirás es remover esa mierda. La misma mierda de siempre.
Mi abuela decía que Todo pasa por algo, y si no pasa, es porque no tenía que pasar. Y es así, todas esas estupideces que decimos que podemos controlar el futuro, son falsas, puede que por un tiempo consigas hacer lo que quieres, pero eso mismo que quieres dejar atrás, ese pasado, volverá para recordarte algo que creías olvidado, pero que solo habías enterrado.
Se que es duro, y quizás no sea la más adecuada para decirlo, pero si un amor se agota por una de las partes, la otra sola no hace nada, ¿de qué sirve un cuerpo si no tiene corazón?
A veces queremos aparentar ser ciegos, para no ver eso que nos puede doler, pero si no lo asumimos, siempre estaremos inversos en un pasado infeliz, que se convierte en un presente, también infeliz.
Siempre cuando te rechazan se dice que si la otra persona lo hizo, fue por que no te merecía, y si no es así, hay veces que intentas dar todo de ti, pero parece que ese todo, no es suficiente para él.
Pero, ¿sabes? Hay veces que llegas a un punto que no puedes más, y cuando estás ahí, inmersa en esa mierda, se empieza a encender una luz, otra vez esa luz, que te permite ver con claridad, y entonces, te das cuenta de que si eso no ha pasado, mejor, significa que vendrán cosas mejores. Y que la mierda de siempre, se convertirá simplemente en pasado.

16 mar. 2012

Imagínate

Imagínate un tren, uno que pasa tan rápido que parece que vuela, tanto que a veces no puedes evitar perderlo. Uno que a veces quieres dejar escapar. ¿No puedes? Imagínate entonces un rayo.  Sí, esas luces que explotan de vez en cuando en el cielo sin previo aviso. O una taza de café cargado. ¿Tampoco? Piensa, entonces, en tu libro favorito, el que has releído tantas veces que el capítulo uno te los sabes de memoria. O en ese momento del día, ese minuto que hace que los otros mil cuatrocientos treinta y nueve merezcan la pena. ¿Se te ocurre una palabra para definir todo eso? A mí tampoco.Pues es eso, exactamente, lo que me pasa contigo.

3 mar. 2012

¿Por qué no?

Puede que las cosas te vayan mal, o fatal. Puede que te estés dando por vencido, que ya no creas en el amor, que pienses en dejar de querer por llevar buscando mucho tiempo el amor y no encontrarlo. Si buscas algo, te costará encontrarlo, y cuando dejes de buscarlo, lo encontrarás sin estar buscándolo. Si, eso pasa con el amor, entre otras muchas cosas.
Pero igual que puede que las cosas te vayan mal, puede que sin saber por qué, de repente, alguien, se cruce por tu camino, sin ninguna explicación. No tiene por qué, pero puede también que empieces a hablar con esa persona, y te des cuenta de que, ¿por qué no? podría ser él. Que empieces a conocerle y te des cuenta de que efectivamente, es él, justo lo que estabas buscando en el momento. Que día tras día, sigas hablando con él, y cada vez quieras conocerle más y más, porque cada vez esa persona, ese él, te esté gustando más. Que empieces a quererle, en poco tiempo que más da, le quieres y el resto no te importa. Y sientas como poco a poco ese sentimiento va a más..

29 feb. 2012

Alcahueta.

Celestina - Sin romper tus vestiduras se metió en tu pecho el amor.
Melibea - ¿Cómo dices que llaman a este mi dolor, que así se ha enseñoreado en lo mejor de mi cuerpo?
Celestina - Amor dulce.
Melibea - Dime qué es eso, que con solo oír su nombre me alegro.
Celestina - Es un fuego escondido, una agradable llaga, un sabroso veneno, una dulce amargura, una deleitable dolencia, un alegre tormento, una dulce y fiera herida, una blanda muerte.

                             La Celestina - Fernando de Rojas

7 feb. 2012

Darse cuenta.

Con el tiempo verás que soy de extremos, que conmigo es blanco o negro, que el gris para mí no existe: o te quiero o te odio, o algo me gusta o no puedo ni verlo, o me da igual todo o todo me influye.

También te darás cuenta de que me doy entera a todo, que me rayo más que nadie, que las cosas, cuando decido hacerlas, las hago dando todo de mí, dejando en ellas sudor y lágrimas.
Que cuando lloro, lloro hasta soltar la última lágrima; que cuando río, se me sale toda la fuerza en cada carcajada; que cuando me enfado, lo hago con toda mi energía; que cuando grito, me dejo la garganta; y que cuando beso, lo hago como si fuera la última vez.

Después de darte cuenta de todo eso, sabrás, si eres un poco inteligente, que, si no haces nada para remediarlo, si no me demuestras lo que quieres, si no estás ahí siempre… cualquier día, a cualquier hora, me puedo ir de tu vida tal y como llegué, sin esperarlo, con fuerza y de repente.
Para ese día ya habrás descubierto que es inevitable tenerme.
Pero no te preocupes, cuando me vaya, ya me conocerás lo suficiente y sabrás qué hacer para que vuelva, sino lo sabes todavía...

5 feb. 2012

No sé cómo fue, pero siento que te olvidé.

Y cuando ves que poco a poco ese vacío en el pecho se va llenando, cuando sientes que ya no todo gira entorno a él, cuando ya te da igual con quien esté, cuando ya no te importa si te saluda o deja de hacerlo, cuando ya no estás todo el tiempo mirándolo, cuando ya no te ríes de sus tonterías, cuando le miras y ya no sientes ese cosquilleo en la barriga; será en ese momento cuando ya le hayas olvidado. Sentir que se fue, que se ha ido para no volver. Sentirte liberada de un sentimiento que solamente te hacía daño sienta muy bien. Es como, si ahora respirases de forma distinta, porque ya no te acordabas de cómo se hacía. En ese momento, ya podrás decir que eres libre para volverte a enamorar de otra persona que no te vuelva a hacer daño.
Nunca más.

3 feb. 2012

Si, hoy han venido...

Hoy han vuelto a buscarme, en parte los echaba de menos, hacía mucho que no se acordaban de mí.
Hoy han vuelto a buscarme, no se si ha sido lo mejor, pero han venido y punto; tal vez me hayan puesto los nervios a flor de piel, pero ya se que no es lo mismo, ellos no son los mismo.
Hoy han vuelto a buscarme, ha sido muy bonito, entrañable, pero ya forma parte del pasado, un pasado no muy lejano, pero pasado al fin y al cabo.
Hoy han vuelto a buscarme, me han sacado una sonrisa de oreja a oreja, me ha hecho volver a todos esos momentos felices, pero los tristes, las lágrimas, los llantos; se quedan en el pasado, nunca alcanzan el presente.
Hoy han vuelto a buscarme, me han dicho que me echaban de menos, pero que ponerle un punto y final a todo eso, fue, sin duda, la mejor opción.
Sí, han venido a buscarme hoy los recuerdos, sus recuerdos, pero al rato se han vuelto a ir, porque saben que en mi mente, ya no sirven de nada.

19 ene. 2012

Mentiras vienen y van...

Vivimos inmersos en mentiras, primero empiezan nuestros padres, que si Reyes Magos, Papá Noel, el ratoncito Pérez..., y luego, somos nosotros los que las diremos...
Vivimos inmersos en mentiras, en nuestras mentiras, vemos lo que queremos ver, oímos lo que queremos oír y creemos a quien queremos creer. Y es así.
Vivimos inmersos en mentiras, si nos fallan, no volvemos a creer, si nos pisan, no volvemos a confiar, si nos hacen daño, no volvemos a amar, pero después de todo esto, lo que siempre hacemos es odiar, porque odiar es fácil, odias y punto, pero amar es más difícil, porque conlleva más cosas que simplemente amar, conlleva fiarse, confiar, creer y disfrutar de cada momento, pero es mucho más bonito que odiar.
Vivimos inmersos en mentiras, pero hay que aprender a estar firmes en los malos momentos y disfrutar de los buenos.

9 ene. 2012

Nadie más.

No sé que me pasa. Por un lado, he decidido que quiero ser feliz, seguir recordándole pero no sufrir porque no puedo tenerle hasta que llegue el momento. Porque no le quiero dejar ir, pero no puedo permitirme estar tanto tiempo sin sonreír de verdad. Y una vez decidido esto, me siento mejor, pero hay algo en mi interior que me dice que me estoy mintiendo a mi misma.Y él no se va de mi mente, sigue ahí,como siempre. Él, solo él, nadie más