Seguidores

30 sept. 2012

Mañana.

Volvió a sonar el despertador, 7 de la mañana de un lunes. Imposible despertarme de buen humor. He pasado mala noche, y como de constumbre, he tenido que llorar por la noche y en silencio, para que nadie lo note, para no molestar a nadie, para que parezca que todo sigue bien.
Mis pies descalzos tocan el suelo, está frío y hace que un escalofrío recorra mi espalda.
A paso lento y sin hacer ruido voy al cuarto de baño, enciendo la luz y cierro la puerta. Me miro al espejo, estoy horrible, me quito la ropa, y me meto en la ducha. Abro el grifo, dejo que el agua me recorra el cuerpo, y entonces, vuelven los recuerdos, y lloro, otra vez; últimamente es lo único que se hacer. Intento secar mis lágrimas, pero es en vano.
Sigue cayéndome el agua, intento pensar en otra cosa, pero no puedo, todo tu ser ocupa mi pensamiento. Esta vez consigo secar mis lágrimas, cierro el grifo, salgo de la ducha y me enrollo en mi toalla rosa.
Hace frío, y se que ahora mismo ni una manta me daría tanto calor como tus abrazos.
Me miro en el espejo, hoy no es un buen día para echarte de menos. Me encantaría poder fumarme la distancia y estar a tu lado.


12 sept. 2012

454 kilómetros y 1 mes.

Tal vez nadie lo note, pero ya hace un mes. El tiempo pasa volando, no nos damos, o no nos queremos, dar cuenta. Pero el verano llegó a su fin, y con él, arrastró todos nuestros abrazos, nuestros besos, cada caricio se esfumó, se consumió veloz. Nadie quería que pasará, pero lo inevitable, acaba pasando. Y otra vez rutina, otra vez clases, otra vez deberes, madrugones. Lo que conlleva a separarme más de ti. Llevo 15 días sin él, duele el sentir que alguien que estaba ahí todas las noches, ya no esté porque 454 jodidos kilómetros de mierda nos separen. Oír tu voz, leer tus mensajes, ver tu dibujo... Cualquier cosa que me pueda recordar a ti, la aferro a mi presente. Puede que no llegarás a calar tan hondo como yo esperaba, pero eres importante en mi vida, mucho. Imprescindible es la palabra indicada. Tal vez, 4402 días de diferencia sean muchos, pero me haces feliz, y eso es lo que cuenta, ¿no?
No se si tú te acordarás, pero te conocí un 11 de Agosto, y el 13, hace ayer justo 1 mes, te volviste irremplazable.
No olvides a quien le importas, cieli.

10 sept. 2012

Quiéreme.

Me gustaría ser la primera persona en la que piensas al levantarte, en la que piensas por la noche al irte a la cama. Me gustaría compartir contigo los mejores momentos de mi vida. Me gustaría que no te pararas a pensar en el qué dirán. Me gustaría que me besaras cuándo y cómo quisieras. Me gustaría poder decir: es mío y sólo mío. Me gustaría mirar el móvil y ver un mensaje tuyo, el más bonito. Me gustaría que no pudieras vivir sin mis besos. Me gustaría regalarte cada una de las sonrisas que dibujes en mi cara. Me gustaría que me acariciaras, sólo como tú lo sabes hacer. Me gustaría saber qué se siente al ser todo para alguien, y tener a alguien a tu lado que lo sea todo. Me gustaría que me susurraras lo mucho que te encanto. Pero.. ¿sabes qué? Me conformo con que me quieras, con que me quieras de verdad. Y si no, siempre me quedará Londres.