Seguidores

31 mar. 2012

Tal vez me haya cansado.

Y sí, puede que tal vez me haya cansado. Quizás me haya cansado de desilusiones o de soñar despierta. Y quizás también me haya cansado de esconder mis sentimientos, de fingir que todo da igual, de hacer como que no te he visto cuando al mismo tiempo me vuelan mil mariposas en el estómago. Y también de ver películas de amor con final feliz, y de preguntarme por qué yo todavía no he tenido ninguno así. Cansada de dar pasos equivocados, de odiarme a mí misma por no ser capaz de odiarte a ti, cansada de tumbarme en la cama en plena tarde de domingo mientras ahí fuera pasa la vida como si nada. Cansada de tantas cosas, que ya no recuerdo por qué escogí este camino, por qué me ilusioné tantas veces como una cría, por qué no fui capaz de decirte aquel día que me pasaría la vida sentada a tu lado sólo para oírte respirar. Y ahora que todo ha pasado, todavía me pregunto por qué después de este tiempo no he sido capaz de cansarme de ti.

30 mar. 2012

Se trata de ser valientes.

¿Suerte? No, no se trata de eso, se trata de esforzarse por conseguir lo que queremos.
La suerte es sólo la excusa que utilizan los cobardes. Lucha por lo que de verdad quieres; la esperanza es lo último que se pierde, y tras muchos intentos; nunca abandones tus sueños a la mitad, primero intenta cumplirlos por ti mismo; no hace falta suerte para conseguir lo que verdaderamente queremos, hace falta paciencia y mucho esfuerzo, porque al final obtenemos siempre una recompensa.

26 mar. 2012

La misma mierda de siempre

Un día abres los ojos, y ves la mierda en la que estás metida, pero aún así, sigues queriendo meter más y más, porque esa mierda te hace feliz.
A veces nos abrazamos demasiado fuerte al pasado, creyendo que así volverá, pero no, es pasado, aférrate al presente, no eches la mirada atrás o lo único que conseguirás es remover esa mierda. La misma mierda de siempre.
Mi abuela decía que Todo pasa por algo, y si no pasa, es porque no tenía que pasar. Y es así, todas esas estupideces que decimos que podemos controlar el futuro, son falsas, puede que por un tiempo consigas hacer lo que quieres, pero eso mismo que quieres dejar atrás, ese pasado, volverá para recordarte algo que creías olvidado, pero que solo habías enterrado.
Se que es duro, y quizás no sea la más adecuada para decirlo, pero si un amor se agota por una de las partes, la otra sola no hace nada, ¿de qué sirve un cuerpo si no tiene corazón?
A veces queremos aparentar ser ciegos, para no ver eso que nos puede doler, pero si no lo asumimos, siempre estaremos inversos en un pasado infeliz, que se convierte en un presente, también infeliz.
Siempre cuando te rechazan se dice que si la otra persona lo hizo, fue por que no te merecía, y si no es así, hay veces que intentas dar todo de ti, pero parece que ese todo, no es suficiente para él.
Pero, ¿sabes? Hay veces que llegas a un punto que no puedes más, y cuando estás ahí, inmersa en esa mierda, se empieza a encender una luz, otra vez esa luz, que te permite ver con claridad, y entonces, te das cuenta de que si eso no ha pasado, mejor, significa que vendrán cosas mejores. Y que la mierda de siempre, se convertirá simplemente en pasado.

16 mar. 2012

Imagínate

Imagínate un tren, uno que pasa tan rápido que parece que vuela, tanto que a veces no puedes evitar perderlo. Uno que a veces quieres dejar escapar. ¿No puedes? Imagínate entonces un rayo.  Sí, esas luces que explotan de vez en cuando en el cielo sin previo aviso. O una taza de café cargado. ¿Tampoco? Piensa, entonces, en tu libro favorito, el que has releído tantas veces que el capítulo uno te los sabes de memoria. O en ese momento del día, ese minuto que hace que los otros mil cuatrocientos treinta y nueve merezcan la pena. ¿Se te ocurre una palabra para definir todo eso? A mí tampoco.Pues es eso, exactamente, lo que me pasa contigo.

3 mar. 2012

¿Por qué no?

Puede que las cosas te vayan mal, o fatal. Puede que te estés dando por vencido, que ya no creas en el amor, que pienses en dejar de querer por llevar buscando mucho tiempo el amor y no encontrarlo. Si buscas algo, te costará encontrarlo, y cuando dejes de buscarlo, lo encontrarás sin estar buscándolo. Si, eso pasa con el amor, entre otras muchas cosas.
Pero igual que puede que las cosas te vayan mal, puede que sin saber por qué, de repente, alguien, se cruce por tu camino, sin ninguna explicación. No tiene por qué, pero puede también que empieces a hablar con esa persona, y te des cuenta de que, ¿por qué no? podría ser él. Que empieces a conocerle y te des cuenta de que efectivamente, es él, justo lo que estabas buscando en el momento. Que día tras día, sigas hablando con él, y cada vez quieras conocerle más y más, porque cada vez esa persona, ese él, te esté gustando más. Que empieces a quererle, en poco tiempo que más da, le quieres y el resto no te importa. Y sientas como poco a poco ese sentimiento va a más..