Seguidores

31 dic. 2012

The end.

Y, como quien no quiere la cosa, otro año llega a su fin. Es raro, no se si alegrarme por ello o entristecerme.
Habría que hacer un recuerdo demasiado largo para ver todas las cosas malas y buenas, pero ni tengo tiempo ni me apetece.
Me quedaré con lo bueno, sí, haré eso, porque, al fin y al cabo, otro año acaba, dejándome igual de sola que los anteriores, o quizás no tanto.
Ha sido un año largo a momentos, corto a otros.
Empezó fatal, pero he dicho que solo escogeré lo bueno...
Me reconcilié con mis amigas de siempre, encontré al que es mi mejor amigo, conseguí olvidar a esa persona del pasado, volví a ver a la gente de mi campamento, pude ir a mi pueblo... Ay, este año mi pueblo me ha sorprendido más de lo que me esperaba, allí le pude conocer, pude conocer su sonrisa, sus miradas, sus besos, y ahora todo eso para tan surrealista, como si nunca hubiera pasado...
Ha sido un año de grandes pérdidas, aunque también ha habido grandes ganancias.
Conseguí vencer a esos "no puedo" e hice lo que quise, siempre con un toque de locura, mi locura.
Así que, no me puedo quejar mucho, siempre tiene que haber cosas malas y buenas, y, a pesar de que empezó fatal, sí, este 2012 ha sido un gran año. Un año de grandes alegrías, un año de superaciones.

¡FEEEEEEEEELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!
Amores, ay, no se qué deciros, de verdad, gracias a todos los que leéis mis entradas y me seguís aguantando y comentando. Se acaba un año, pero empieza otro que puede ser aún mejor.
Si queréis, podéis contarme todo lo que habéis hecho y vais a hacer estas Navidades, me encantará leerlo.
Y eso, que mil gracias por estar detrás de la pantallita leyéndome. Espero que para vosotros el 2012 haya sido también un gran año.
BEEEEESIS. <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario