Seguidores

23 mar. 2013

No soy suficiente.

Hoy me apetece escribir, pero no sé ni qué contar, las palabras salen atropelladas y me cuesta plasmar lo que siento. Últimamente no soy yo, no sé qué me pasa, pero todo me vuelve triste, la felicidad me parece tan efímera que ni la noto.

Por momentos todo deja de tener sentido, es como si ya nada me saliera bien, como si no perteneciera a ningún lugar, como si no dejara de cagarla, como si siempre andara sola, perdida en mis pensamientos, como si te echara de menos, sin saber muy bien a quién me refiero con ese "te". Como si simplemente tuviera la necesidad de depositar mis palabras en alguien, alguien inexistente, alguien que nunca ha estado ni estará.

Me da la sensación que no soy suficiente para nada ni para nadie, parece que la sociedad me haya hundido más, y nunca tocara fondo, solo sigo bajando, y al parecer, jamás volveré a ver la superficie. En fin, son solo chorradas de una mente delirante que ya no sabe ni qué hacer para llamar la atención, para que aparezca alguien que me diga que me apoya, y que cuente con él, que siempre me querrá.

Hoy me apetecía escribir, pero no sabía que ni qué contar.

7 mar. 2013

Todo y a la vez nada.

Es todo y a la vez no es nada. Es como si tuviera la necesidad de tener a alguien a mi lado que me diga que todo va a salir bien, que no me preocupe, que él estará siempre ahí.

Y a la vez es como si estuviera tan jodidamente saturada que necesito desaparecer, salir de la monotonía y hacer algo nuevo, algo que me despeje, algo que me devuelva las ganas de sonreír.

Parece como si todo esto me viniera grande, como si necesitara desahogarme, y en verdad lo necesito, necesito llorar, soltar todo lo que llevo dentro y quedarme tranquila. Decir lo que pienso, sin importarme las críticas, es como si necesitara romper algo.

Esta sensación es horrorosa, es como sentirte vacía, sola, como si nadie te necesitara, como si solo estuvieran atentos a tus actos para acribillarte diciendo que haces todo mal, como si sólo tuvieras ganas de llorar, o de pegar a alguien o gritar, gritar hasta que se te desgarre la garganta.

Y fíjate, sigo aquí, aunque esté sintiéndome la peor persona del mundo, porque aunque sean pocas, hay personas que me han demostrado que les importo.

2 mar. 2013

Sociedad de mierda.

Olvídalos, a todos. Olvida la sociedad. Ellos solo te machacarán, criticarán tus defectos, pero solo para sentirse bien con ellos mismo, para ocultar sus propios defectos. Esas personas, cuyas vidas carecen de sentido, harán lo que sea por dejar por los suelos a los demás y quedar ellos por encima.

Se creerán con el derecho de ser superiores por el simple hecho ¿de qué? De tener dinero, de comprarse todo lo que quieren, ¿y qué?

Entonces, pensarás que verdaderamente eres como ellos te definen, son más, y pueden contigo. Aprovecharán cualquier mínima cosa para reprochártelo, para que te sientas inferior, para que incluso llegues a desear tu muerte. Para que te sientas tan jodidamente mal y sola que quieras desaparecer, pensando que nadie lo notaría.

Pero, escúchame, no debes dejar que nadie te pisotee, nadie es mejor que nadie, todos tenemos nuestros defectos.

Así que, si alguna vez has pensado en desaparecer por culpa de los demás, déjame decirte que me tienes aquí, para lo que sea, aunque aún no nos conozcamos. Eres igual al resto de mortales y eso te hace perfecto a tu manera.