Seguidores

20 ene. 2013

Mara. Villoso.

Genial. Ya no sé ni que pensar. Me pasé meses y meses detrás de ti, incluso llegué a pensar que te había conseguido olvidar, ¿y qué pasa?
Me cuentan cualquier cosa sobre ti y me afecta. Aunque sé que no debería.
Me hiciste daño, mucho. Consciente e inconscientemente.
Me hiciste creer que de cerdad te importaba, que de verdad sentías algo. ¿Para qué? Si total luego dejaste que hiciera el ridículo.
Ese "no, gracias" que, jodidamente hoy, vuelve a resonar en mi cabeza.
Nunca creí en el amor, siempre intentaba buscar al famoso príncipe azul, y cuando me di cuenta de que eso solo existía en las películas de Disney, renegué del amor.
Entonces llegaste tú, no sé, tal vez no estamos hechos el uno para el otro, tal vez debería aceptar de una puta vez que nunca estuve ni estaré en tu vida, tal vez siga siendo esa estúpida niñata que se enamoró del gilipollas de turno o tal vez haga tanto que no escucho tu voz, que su falta se resiente en lo más profundo de mi corazón.
Te sigo echando de menos.
Mejórate.
Jodidamente tuya (para siempre).

No hay comentarios:

Publicar un comentario