Seguidores

1 mar. 2014

Darse cuenta.

Hoy. Hoy ha sido. Hoy ha sido el primer día de mi vida, en el que me he dado cuenta. Me he dado cuenta de demasiadas cosas.
Y es que hoy me he dado cuenta que no sé ni quién soy, no sé qué quiero hacer con mi vida. Es como si solo me apeteciera pasarme el día metida en mi cama escuchando canciones tristes, o pasarme el día tirada en el sofá viendo películas románticas, de esas en las que el amor siempre triunfa. Y es ahí cuando me he dado cuenta de algo aún más importante, claro que quiero a mi familia y a mis amigos, pero nunca he querido a nadie en otro sentido. No he sabido hacerlo.
He confundido el amor con demasiadas cosas, con obsesión, cariño, simple atracción física, pero nunca he sentido verdadero amor por alguien, y lo peor es que hasta hace unas horas, pensaba que sí, pero no, porque yo nunca he sentido eso que dicen que se siente cuando estás enamorado, es que, no sé qué se siente al estar enamorado, al sentir que tu vida únicamente depende de una persona.
Y he tomado una decisión, no voy a escribir más de algo que no sé lo que es, no puedo seguir escribiendo de algo que nunca he experimentado, porque me lo voy a estar inventando, no tiene sentido. Nada en mi vida lo tiene.
Así que, mientras encuentro el amor o no, dudo que vuelva a escribir de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario