Seguidores

18 dic. 2013

Prisa.

Todos tenemos prisa.

Sara tiene prisa porque llegue el viernes, y acabe las clases, y por unos días pueda dejar de ver a sus compañeros de clase, esos que no la dejan vivir tranquila, ni sonreír.
Carlos tiene prisa por terminar el trabajo, y llegar a casa, y cenar con su novia, o no cenar, simplemente tienes ganas de verla, de abrazarla, de besarla y de hacerle el amor tan salvajamente que acaben despertando a medio vecindario.
Rubén tiene prisa porque llegue por fin Nochevieja, que se pase pronto la cena con la familia, que es siempre la misma mierda, y poder irse de fiesta con sus amigos, y beber, beber mucho, y olvidarse de todo, aunque en verdad a quien quiere olvidar es a ella.
Gema tiene prisa porque se acaben las vacaciones, y eso que aún no han empezado, pero no tiene ganas de estar en casa, no tiene ganas de ver como su padre día trás día pega a su madre y ella sigue sin poder ser capaz de decir nada, no quiere ver como cuando venga la familia a cenar, todos fingirán que en casa las cosas van genial.

Todos tenemos prisa.

Yo tengo prisa, quiero que llegue ya la Navidad, quiero descansar, dar y recibir regalos, quiero ir a mi pueblo, otra vez, y ver a todos esos personajes que significan tanto para mí.
Tengo prisa porque llegue ya el verano, por estar de fiesta, llegar a casa a las tantas, no tener que madrugar, beber, bailar, volverme loca, ir a la piscina, reír, tomar el sol, viajar.
Hasta, incluso, tengo prisa por llorar, de tristeza o de felicidad, pero llorar, expresarme.
Tengo ganas de acabar bachillerato, y poder entrar en psicología, y estudiar lo que quiero, y conseguir ayudar a mucha gente...

Todos tenemos prisa por ser felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario